Mente

Cómo podemos gestionar las emociones complicadas mediante mindfulness

El mindfulness ayuda a las personas que lo practican y cada vez se le conoce más beneficios de acuerdo a su efectividad. Aprende cómo gestionar emociones.

Por Leonora Lagarda

-

Cómo podemos gestionar las emociones mediante mindfulness (Pixabay)

Las emociones van fluyendo en nuestro cuerpo, ya sean las básicas o las más complejas de acuerdo a como nos vayamos sintiendo en determinadas situaciones de nuestra vida. Cada una de nuestras emociones va dejando un residuo en nuestra alma, descubre cómo podemos gestionar las emociones complicadas mediante mindfulness.

Las personas suelen ver a las emociones como buenas y malas, por lo que intentan esconder aquella tristeza o miedo minimizando y maximizando así la alegría, sin embargo, una buena salud mental requiere de que sintamos todas las emociones y sepamos cómo lidiar con ellas para sentirnos bien con nosotros mismos. 

Mindfulness

Vivir todo tipo de emociones nos hace sentir vivos y a pesar de que en algunos momentos las situaciones pueden ser demasiado dolorosas, se requiere de un estado mental en el que podamos gestionar aquello que sentimos de una manera saludable, por ello, se ha observado la posibilidad de lograrlo mediante mindfulness.

Detente y observa

Podemos darnos cuenta de las cosas. Cuando vivimos una emoción fuerte y desagradable es necesario detenerse a pensar un poco en ese caso en específico sin actuar ante el impulso del momento. Esto te ayudará a procesarlo de la mejor forma y no caer en errores comunes al sentirlo.

Leer también: Señales de tu cuerpo que indican que tus emociones no están bien

Respira

La respiración es clave para poder identificar donde se está produciendo la tensión de la emoción y poder darle un proceso saludable para controlarla sin tener que bloquear el momento de sentirla ya que al reprimirla puede salir peor para nuestra salud mental a la larga.

Conciencia y aceptación

Cómo podemos gestionar las emociones mediante mindfulness. Unsplash.

La emoción está ahí, no te recomendamos que la reprimas. En vez de ello, observa cómo esa emoción va recorriendo tu cuerpo, qué efectos físicos y psicológicos tiene en ti y comienza a preguntarte qué es lo que te está generando en el pensamiento y que te impulsa a hacer aceptando a que se manifieste en tu cuerpo.

Leer también: Ejercicio para ayudarte a liberar de emociones negativas

Suelta y deja ir

Ten compasión contigo mismo y deja ir la emoción sin la necesidad de castigarte. No niegues que es parte de ti, sin embargo, entiende que eso no te cataloga en un tipo de persona negativa. No alimentes los pensamientos poco saludables y despídete para poder obtener calma. 

Agradece

Al momento en que la emoción ya no está dentro de ti agradecerte a ti mismo por permitirle evolucionar de esa manera y el aprendizaje que esto supuso para ti. Toma conciencia de todo lo que significa poder sentir las emociones a pesar de ser complicadas y la capacidad que tienes para hacerlo sin ningún problema.

Y tú ¿Has probado gestionar tus emociones mediante mindfulness?

0%
No 0%
Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre salud mental, alimentación, yoga, relax y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Mente